sábado, 1 de agosto de 2009

La forma de las cosas

El viernes salí del trabajo y me compré unos zapatos atigrados tipo chatitas que me torturaban un poco, pero la ocasión lo merecía. Cita, teatro, un chico genial.

Pero, me daba cuenta cada vez más a medida que pasaban las horas que no tenía el entusiasmo que debería sentir. Ese pensamiento me había asaltado varias veces durante el día. No podía sentir esa emoción que se supone una siente ante una cita. Me daba cuenta que, Martin 1 me había pegado mucho más, y si bien hay que seguir, a veces el corazón simplemente no concuerda con lo que se supone debemos hacer.

Llegué. Y Martín bis estaba de traje, esperándome. Sí, de traje. Me pareció rarísimo, porque los viernes hasta en los lugares más rigurosos es casual day. Le pregunté que onda, me dijo que había estado con unos clientes. Y pasamos a entrar a la sala.

Como todo caballero, me tomó de la espalda y me guiaba a pasar. Cuanto hace que no tienen esos gestos conmigo!

Enseguida nos sentamos, fila 4, centro.

Martín sacó el tema de que le encantó, cuando chateabamos, el hecho de que yo amara la música clásica y sobre todo, mi emoción con el cello. Hasta tomé clases hace unos años con un cellista ruso bastante conocido que me había elogiado las manos y los dedos largos que tengo. (Parece que es una condición excluyente para hacerse habilidosa en este instrumento.)

La música clásica es una pasión que tengo. Inexplicable porque nadie en mi familia cultiva el arte o el gusto por la ópera o la música clásica. Le conté que solía ir sola a ver obras, y que hasta me iba al Colón hace unos años a escuchar ballet, o los grandes clásicos desde las últimas y más baratas localidades. De esas donde no ves nada.

Lo que no le conté es que no fui más desde la última vez que, tras cortar con Juan, ví el Lago de los cisnes y solo así pude empezar a hacer el duelo.

M:”Tenés que retomar eso”, me dijo

Yo: “si, ya se, es que no tengo tiempo para todas las cosas que quiero hacer”, me excusé.

La obra es excelente, se llama “La forma de las cosas” y habla justamente de, como nos llevamos a veces por la forma de las personas para prejuzgar, para sentir, para vivir.

Me tomó la mano, y me invitó a cenar. Caminamos por Corrientes y, más allá de mi sufrimiento de pies, me sentía incómoda.

Durante la cena, por momentos me decía a mi misma “me gusta un poco”. Pero en cuanto me tomó la mano, sentí molestia. Tanta que, no podía acompañar el movimiento de sus manos con las mías.

Mis dedos tiesos, antinaturales, evidentes. Mi cuerpo no acompañaba lo que mi cabeza me dictaba.

Yo, que no soy una puritana precisamente, y me he dejado llevar por pasiones muchas veces en mi vida, de repente no podía simplemente tomar la mano de este chico, genial, culto. No es feo, no es desagradable.

Mientras nuevamente el guardia de seguridad del edificio, fue testigo de mi arrival con un candidato, Martín me pidió un beso, tímido. No veía la hora de entrar a mi casa. La química existe o no, evidentemente. No me voy a culpar, porque yo merezco sentir al menos atracción por el otro.

La forma de las cosas a veces nos aleja de buenas oportunidades. Qué bronca.

16 comentarios:

ML dijo...

Y bue... a veces lo que "deberia ser" no es lo que "tiene que ser", si es que se me entiende.
Saludos

Olivia P dijo...

se entiende, se entiende. Es asi nomas. besos!

Mery dijo...

Ollie, merecés encontrar un chico con el que tengas quimica. Eso no se puede forzar...
Dejemos que pase y a ver el que sigue!!!
Curiosidad: te llamó al día siguiente? O sea, hoy?

Olivia P dijo...

me mando sms......pero no mates el prox post!! jajaja

Mery dijo...

Ahhh no perdón !!!!! Esperaré ansiosa ese post!!!

Menage A Trois dijo...

uhhh que buen relato!!!
y se me ocurren mil comentarios y preguntas para hacerte, veamos de ser hacer una síntesis:

Empecemos por el lado de que soy músico de hace ya muchos años, muchísimos, así que interpreto fielmente tu comentario y me siento reflejado, y sé que tipo de comentarios te hace la persona en una cita (deberías seguir tocando, no deberías dejar eso, sos bueno en lo tuyo, etc etc, las paparruchas de siempre)

Pero en algo adhiero: importante poseer un buen par de manos, sobre todo para instrumentos de cuerdas. Y el Cello, combinado con unos finos y largos dedos de mujer, con uñas rojas, es una combinación letal en mi cabeza. Sumada a un buen vino tinto.nunca experimenté algo así, pero debería ser la Gloria. Exelsio.
Pintate las uñas así y ya te estoy tocando el timbre de tu casa.

Caminabas por Corrientes (ahhh eras vos!!! si siii los ví!!! jajajaj -broma, trabajo en la cuadra del Teatro San Martín-

La pregunta es... el muchacho cuando la acompañó a su casa... entró o se despidieron en la puerta?

Te cuento algo y no miento.
no sabía de que se trataba tu relato, pero justamente, mira lo que son las casualidades de la vida, lo leí con música de fondo... un tal Yo Yo Ma, algo así como uno de los mejores cellistas del mundo. Así que me sumergí de lleno en tu relato.

Qué mas? mmm ahhh, como digo siempre, la cida es una sola, Olivia, no te enredes tanto, disfruta, no le busques tanto vuelta a esto, se trata de pasarla bien, con personas agradables, momentos agradables.
El resto surje solo. Lo que sea.
Lo importante es irse a dormir con una sonrisa.

Si me permites recomendarte una melodía para que escuches, te voy a sacar un poquito del Cello y te voy a dar un poco de Piano Chopinesco:
Para apagar la luz y escuchar con los ojos cerrados. Que Chopin te lleve de viaje un rato.
Que te lleve de la mano.
Vas a ver, que la de él no te va a causar rechazo, te vas a sentir a gusto.
http://www.youtube.com/watch?v=-MzrAGZHDvo

Beso enorme

Menage A Trois dijo...

perdón, léase "la Vida es una sola".

Saludos

Menage A Trois dijo...

Y ultimo comentario del dia...

no se si todavia lo seguiran haciendo, pero a principios de 2000, 2001... en el Salon Dorado de La Ciudad (creo que era Av. de Mayo al 500) daban muchisimas obras gratis de musica clasica, y con gente demasiado grossa. grossa de las de en serio.
Recuerdo que tocaban generalmente los dias de semana, tipo 5, 6 de la tarde.
Si llegas a averiguar algo de eso que sigue existiendo, te recomiendo que no te los pierdas.

Yo no te puedo acompañar, a menos que te pintes las uñas de rojo (broma, broma, no me des bola)

salutti

Olivia P dijo...

MMMM yo creo que me queres seducir Menage...siempre andas por los blogs seduciendo a las heroínas?

Olivia P dijo...

ah y Martin no entró, apenas pobre le di un pico y sin lengua. Ya estoy entrando en you tube y te cuento...y averiguare lo del salon dorado, buen dato! lamentablemente menage, si bien disfruto la vida y me encanta esto del dia dia, quiero enamorarme en serio y quiero proyectar (ay esa palabra como asusta!) algun dia algo con alguien. esperemos que aparezca. besos y gracias x todo.

Menage A Trois dijo...

Seducir? Yo seducir? Naaaaa no, nada que ver!
Yo no puedo seducir a nadie, mi estado emocional actual, y mi apariencia fisica me lo impiden.

Si ando seduciendo heroinas por otros blogs? whats? no entendi :$

Pense que te ibas a tomar mi comentario como lo que era: un comentario en buena onda, para hacerte sonreir, y no que te sientas acosada ;)
Tratare de medir un poco las palabras para la proxima ;)
Besito (sin lengua)

Olivia P dijo...

Nada mas lejos de mi intencion!! me encantaron tus comments y estaba queriendo hacerte un chiste. By the way, estuve escuchando el link de You tube y me emocione. Gracias!

Menage A Trois dijo...

ok, no drama.
Pero.. te vas a a pintar las uñas de rojo o no? ;)
Beso, que tengas un lindo domingo.

vera dijo...

la ineludible química, la inevitable y necesaria química...

Marcelo Jorge dijo...

Siga participando…

Cariños

PIPUS

Olivia P dijo...

Pipus y Vera, todavia tengo energias, seguire!