domingo, 30 de agosto de 2009

Viernes, Patricio

Patricio.

La previa: dos veces por chat, me pareció ocurrente, ubicado, centrado, una conversación sin gran climax pero tampoco aburrida, como un buen 7. Es contador, 30 años, y quedamos en encontrarnos el viernes a tomar heladito por Palermo.

Eran las 12 de la noche cuando llegué. Sentado, en la esquina, solo, estaba el. La verdad que es lindo chico, un poco demasiado flaco (lo que me hace recordar esos 5 kilos recien aumentados mucho mas), un poco más bajo que yo, en fin. Todo bien.

Hablamos bastante, no morí de amor, pero es un pibe de esos pocos que valen la pena, o al menos lo parecen. Es trabajador, responsable, tiene proyectos, hace bastante que está solo y se nota que es un poco tímido. Me contó que está luchando para llegar a fin de mes porque está pagando créditos, y nos ponemos a hablar de lo difícil que es hoy en día vivir solo.

Me invito a ir a tomar unas clases de salsa con el (yo le habia contado que me encanta bailar salsa). Lo unico que me extrañó es que me contó que es de pocos amigos, y eso a mi siempre me da mala señal. Siempre que salgo con alguien con pocas amistades tengo problemas en que respete mis tiempos, mis ganas de estar con amigas.

Pero bueno, hoy brindo por Patricio y por todos los Patricios que quedan, caballeros, dulces, que no se zarpan y que van al frente sin ser empalagosos.

Mañana les cuento de Berni con quien me encontré el sábado.

Dedico este post a mi blogguera amiga Mery.

6 comentarios:

Lady dijo...

Me gusta Patricio!

Lástima lo de los amigos, espero que en eso sea la excepción que confirme la regla.

También brindo porque hay hombres que lo valen!

Besos

Menage A Trois dijo...

Amiga Oli, sigo fielmente cada una de tus entradas en tu blog.
Me gustan y mucho.
Te mando un cariño enorme.
y alzo la copa brindando por mas Patricios :)

Danii dijo...

Oli,

te sigo
besooo

Mery dijo...

Oli! Qué placer es entrar a tu blog y ver que me dedicaste un post!!! Muchas gracias!!!!
Y encima uno esperanzador... qué lindo!
Bien por Patricio, espero que augure buen futuro, estaré siguiendo el caso. Por lo pronto veo que la pasaste bien, y eso es motivo de alegría.
Gracias por el ánimo y te seguiré leyendo!!!
Beso

PD: cómo va tu amiga con el de la panadería ??? jejeje (me encantó esa historia)

Olivia P dijo...

Lady, parece que algunos valen la pena no? No todo está perdido...

Menage: me alegra que hayas vuelto a escribir, se te extrañaba.

Mery: Siiiii te la dediqué!!! esperanzas!! no quiero leerte tristona. Entre nosotras nos bancamos no? Respecto a Delfi, ahi anda con sus citas seriales también, parece que el de la panadería la volvió a llamar!! besos

Mery dijo...

Y ya estoy mejor... bueno, postee sobre eso en mi blog...
Por suerte los estados tristones y/o depresivos me duran muy poco tiempo últimamente. Como me di cuenta que estar mal cuesta exactamente lo mismo que estar bien, me dedico exclusivamente a perseguir esto último.
Eso y el apoyo de mis amigos, viste que sin ellos es muy difícil estar bien. Pero, con su amor incondicional te hacen sentir que TODO vale la pena. Incluso intentarlo miles y miles de veces...
Besos!!!!

PD: claro está que cuando lo vi a este post se me dibujó una sonrisa enorme frente a la pc... eso siempre es muy bueno!