jueves, 23 de julio de 2009

El bajito

Llegué hoy a la oficina con los ánimos un poco caídos, recordando mi cita de anoche, tratando de no contar a nadie la desgracia vivida. Son de esas cosas que uno no quiere que se sepan de uno, aún cuando uno no tiene nada que esconder. Pero, por experiencias pasadas, sé que son de esas anécdotas que por más buena onda que tenga con mis compañeros de oficina, son motivo de burlas.

Germán es un compañero de mi oficina. Típico nerd, bajito, lentes. Germán y yo no tenemos nada que ver en apariencia. Pero, hete aquí, que nuestro amigo, en una de esas salidas grupales de after office, como joda de grupo, empezó un romance virtual conmigo hará hace un año. Sabiendo de mi estado de recién-me-separé-de-relación-dolorosa allá por el 2007 en mi ingreso a la compañía, empezamos la típica joda de oficina de hacerse el enamorado, mandarme regalos, mails (siempre dentro de la joda grupal), hasta que yo me rendí y empecé también a seguirle los chistes.

Hace dos semanas salimos todos a cenar a Puerto Madero a festejar por un lanzamiento exitoso. El lugar, lejos de lo que nos habían recomendado, era ese típico restaurant tanguero lleno de jovatos y más que jovatos, y sobre todo, matrimonios por arriba de los 60. Le pusimos la mejor onda y nos dispusimos a pasarla bien pese a todo.

En un momento de la noche, el animador del lugar empieza a pasar mesa por mesa a invitar a las parejas a bailar un lento de esos de Estela Raval, para conmemorar el amor. Divirtiéndonos como locos, el animador no tuvo mejor idea que pasar el micrófono por nuestra mesa y preguntarnos por las parejas enamoradas de turno. Germán agarró el mic, y empezó a delirar de lo enamorado que estábamos, de que hacía poco que estábamos saliendo, que pronto íbamos a casarnos. Todo esto, sabiendo que lo peor que me pueden hacer es hacerme pasar papelones en público.

Así es que, primero con una fuerte resistencia, y luego con resignación ante la vitoreada grupal, terminé en el centro de la pista en medio de matrimonios festejando sus bodas de plata, oro, cobre y lo que se les ocurra, bailando un tangazo.

Germán, ante mi postura rígida y mis protestas, y la evidente diferencia de altura que nos separa, me dice: “Olivia, ya estamos acá, callate y bailá”.

Desde ese día que no puedo parar de pensar en él. Hasta mis amigas están emocionadas. Oli, hace tanto que no te gusta alguien así, reconocelo, me dicen.

Mientras él cuenta de sus findes locos y de las chicas diosas que va conociendo en el comedor diario, el machismo reinante, lo viva, genio total le dicen, mientras, yo miro de costado.

6 comentarios:

Marcelo Jorge dijo...

Hola Olivia, estuve pensando…..no me gusta dar consejos ok? Pero te voy a decir algo; hace una cosa, esto te lo cuento en base a un experiencia vivida por una amiga mía. Salí con el PAÍS!!! Pero no te enamores de nadie ni busques nada mas que lo que estás haciendo, que es divertirte, no esperes que nadie te vuelva a llamar ni nada que se parezca. Vos salí y divertirte, pero no llames después de tu salida, tu noche o lo que sea, no lo llames más OK?.
Objetivo principal……diversión, no more.-
Yo te puedo asegurar, mi querida Olivia, que cuando mires a los costados tu vida estará llena de enamorados y vos vas a elegir con quien estar el resto de tu vida.-
Cariños
PIPUS

Olivia P dijo...

Marcelo, que lindo comentario y que buen consejo! y en eso estoy. Estuve mucho tiempo esperando enamorarme, esperando que me llamen, desilucionandome. Arreglé 2 citas para este finde. Hoy a la noche escribo y les cuento. gracias!

Marcelo Jorge dijo...

Buenísimo divertite a full y ya…

letyourspirits0ar dijo...

carambas, este German está mas envideado q cualquiera!!! Eso t pasa por darle alas a su fantasía... Pasa esa página y sigue el consejo del anterior comment DIVIERTETE y deja q llegue cndo deba ollegar, dsd Colombia ya sabés quien... ciaooo!!

Superchic dijo...

uhhh, no. Cortale el mambo YA. Hacele entender que nada que ver, yo no te conozco mucho pero estoy re segura de que vos "das para más" que el nerd de la oficina. Pero primero convencete vos de eso. Después convencelo a él y al resto. Tengo mi historia negra como para aconsejar cosas asi.

Olivia P dijo...

gracias Superchic!!! si, ya se me paso el flasheo!!